CENTRO ESPECIALIZADO EN
PROFESIONALES ESPECIALIZADOS MEJORES PRECIOS
PRIMERA CITA GRATUITA INFORMATE SIN COMPROMISO
PSICOPEDAGOGÍA, PSICOLOGÍA INFANTIL Y JUVENIL Y LOGOPEDIA
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Ansiedad
La ansiedad es una emoción básica que experimentamos todos los seres humanos, se trata de una respuesta normal frente a una amenaza o un peligro. En niños puede manifestarse frente a una evaluación, la oscuridad, el miedo a caerse de la bicicleta o el columpio, etc…
No obstante, aprendemos a base de experiencia a controlar la ansiedad y a enfrentarnos a esta sensación. Sin embargo, hay niños que en lugar de aprender a manejar la angustia, la ansiedad perdura en el tiempo y se agrava.
En los niños puede presentarse de diferentes maneras:
Trastorno de ansiedad por separación
La angustia por la separación de personas queridas y por cambios en situaciones conocidas constituye una parte normal del crecimiento. Un niño que se angustia demasiado ante la separación cotidiana de sus padres o de las personas encargadas de su cuidado puede estar sufriendo este trastorno.
El llanto, la necesidad de aferrarse a alguien, o el sentimiento de pánico ante la separación son indicadores muy comunes, así como una excesiva preocupación porque algo pueda pasarles a ellos o a sus seres queridos. También suponen claros indicios que el niño tenga miedo de que sus padres no vuelvan a casa, o que no quiera dormir solo e incluso se niegue a ir a la escuela.
Fobia social
A medida que crecen, los niños se relacionan socialmente con otros niños, y también con adultos. Sin embargo, sienten ansiedad ante la proximidad de ciertas situaciones sociales.
Tienen dificultades para hablar en voz alta en clase, unirse a una conversación, hacer amigos y hablar con ellos, hacerse valer o participar en las actividades de las clases de educación física y de música.
Estos niños suelen inquietarse demasiado por lo que piensan los demás y muestran una excesiva preocupación por si hacen o dicen algo que les pueda avergonzar y hacer que los demás se rían. Manifiestan mucha ansiedad y evitan estas situaciones por miedo a hacer el ridículo o a ser objeto de burla.
Trastorno de ansiedad generalizada
Los niños con este trastorno se preocupan por todo tipo de cosas, desde el rendimiento escolar y la salud hasta cuestiones familiares y lo que sucede en el mundo. Si bien es normal mostrar preocupaciones, los niños con este trastorno no pueden dejar de inquietarse, aunque se les dé consejo. Tienden a somatizar y presentar síntomas como irritabilidad, alteraciones del sueño y molestias o dolores musculares causados por la preocupación.
En Activexa, contamos con un equipo multidisciplinar que está en continua colaboración con otros profesionales (médicos, neurólogos,…), lo que nos permite establecer programas de intervención “a medida” para cada caso, ofreciendo así una intervención efectiva y eficaz.
Depresión
La depresión consiste en un estado de ánimo deprimido o pérdida de interés o placer en casi todas las actividades durante un período prolongado de tiempo.
En los niños, puede reflejarse a través de síntomas que impliquen un empeoramiento del estado emocional, del estado afectivo, falta de energía o que implique un descenso del rendimiento o un aumento de la conflictividad.
Según la edad, puede manifestarse de diversas maneras:
 

Una detección e intervención temprana es necesaria para favorecer el pronóstico y su tratamiento. Por eso desde Activexa, contamos con un equipo profesional especializado en la detección temprana y en intervención.
Centros homologado por la
Comunidad de Madrid
Regreso al contenido | Regreso al menu principal